22
Lun, Jul

En la mañana de este domingo 20 de agosto, dies natalis de la fundación de la Sociedad de San Pablo, tuvieron lugar tres nuevas profesiones religiosas en nuestra casa de formación Seminario San Pablo de El Hatillo, Venezuela.

Los Novicios Paulinos Andrés De Moya (Elías) y Rafael González (Francisco), emitieron sus primeros votos religiosos como miembros de la Sociedad de San Pablo, después de haber cursado en Roma su año de noviciado. Así mismo, el joven Marcos Chiliberty del Instituto Asociado de Vida Secular Consagrada San Gabriel Arcángel, habiendo transcurrido el tiempo de noviciado, emitió sus primeros votos como Gabrielino.

La Eucaristía fue presidida por el Superior Regional, R.P. José Ángel Torres, SSP y concelebrada por varios sacerdotes de la Región. En su homilía, Padre Torres dió gracias a Dios por la vitalidad de nuestra congregación, que arriba a 109 años al servicio de la Iglesia. Afirmó que «El Señor sigue bendiciendo con vocaciones a la Familia Paulina en Venezuela y su gracia nos demuestra una vez más, que a pesar de circunstancias tan adversas, nuevas almas generosas desean donarse a Dios como agradable ofrenda, a través de una vivencia radical de la espiritualidad y el carisma del Beato Alberione». Manifestó además la importancia de no abandonar en las oraciones a los tres jóvenes en sus dificultades: «Nosotros somos una única familia y hermanos».

Asistieron al evento un nutrido grupo de las congregaciones femeninas de la Familia Paulina en Venezuela y un selecto grupo de cooperadores y amigos de nuestra obra apostólica, al igual que familiares y amigos de los neo-profesos, algunos venidos del interior del país.

A Rafael, Andrés y Marcos les damos la bienvenida a la Familia Paulina y les deseamos todas las bendiciones de Dios. Que su gracia los acompañe en cada paso, sobre todo en el desempeño del apostolado que realizan.

Concluidos los ritos, se compartieron gratos momentos de ágape en la casa de El Hatillo.