15
Lun, Juil

La Familia Paulina aspira a vivir integralmente el evangelio de Jesucristo, Camino, Verdad y Vida, en el espíritu de san Pablo, bajo la mirada de la Reina de los Apóstoles” (AD 93). 

Nos hemos reunido en el nombre del Señor, para celebrar las abundantes riquezas que sigue ofreciendo a la gran Familia Paulina. Así, en un acto sinodal y comunitario; nuestros jóvenes de la Sociedad de San Pablo y de las Hermanas de Jesús Buen Pastor han dado su SÍ a la misión que la Iglesia sigue confiando a nuestra gran Familia, como una propuesta vocacional y pastoral actual, capaz de cautivar corazones para el apostolado.

Gabriela, Evelin, Natividad (SJBP), Farud Ignacio y Miguel Ángel (SSP) han escogido como fecha memorable para su profesión, el IV Domingo de Cuaresma, de Læetare, que con la especial protección de san José, se convierte en el escenario litúrgico para vivenciar dos Profesiones Religiosas importantes en la vida de cada consagrado: La Primera Profesión Religiosa emitida por nuestras Hermanas de Jesús Buen Pastor y la Profesión Perpetua hecha por nuestros hermanos clérigos de la Sociedad de San Pablo.

La celebración tuvo lugar en el Templo San Pablo- (Comunidad Calle 170), presidida por el Superior Provincial, P. Julio Ángel Roncancio y acompañada notablemente por miembros de la Familia Paulina, congregaciones religiosas, familiares y amigos. En esta celebración nuestros jóvenes han hecho su elección por Cristo, firmes a vivir la apasionante la misión de la multiforme Familia Paulina, viviendo un llamado otorgado por gracia.

A ellos les deseamos un fecundo apostolado y todas las bendiciones de Dios, mientras seguimos orando para que su camino vocacional sea signo de que Dios camina y sigue con nosotros.

 

 

Où sommes-nous