VSC 2009: Interventi

VSC

N

o puedo comenzar esta mi breve intervención sin referirme directamente a nuestro común Fundador, y por tanto también fundador del Instituto Santa Familia.

Estamos hacia los años 1940. El P. Esteban Lamera era sacerdote desde hacía apenas tres años y el Fundador – según la orientación que desde el principio había dado a los clérigos, es decir cimentarse en la redacción– al joven sacerdote P. Lamera le pidió escribir una serie de artículos sobre la familia.

VSCLos Institutos paulinos de vida secular consagrada fueron queridos y creados por el Fundador, el beato Santiago Alberione, como parte integrante del conjunto de Instituciones que él veía como un cuerpo social y que llamó Familia Paulina. “Familia”: no se trata pues de un simple agrupamiento de diez instituciones, sino de una verdadera unidad, un solo cuerpo con unidad orgánica, no mecánica. Los miembros de los Institutos son paulinos y paulinas a todos los efectos, como lo son los miembros de las Congregaciones. Su aporte peculiar a la configuración de la Familia Paulina consiste en su secularidad.

Don Domenico CascasiE stá claro que “el más” del que aquí se habla se refiere a la profesión de los consejos evangélicos para los sacerdotes diocesanos y al carisma propio de la Sociedad de San Pablo. Este modo de expresarse se debe a un breve autógrafo que don Bernardo Antonini, el 9 de julio de 1998 en Camáldoli, al finalizar un curso de ejercicios espirituales predicado por él, entregaba al P. Giovanni Battista Pérego, entonces Delegado del Instituto, con el título: Finalidad y frutos del Instituto “Jesús Sacerdote”. Sobre este escrito volveremos luego.

VSC PARA GARANTIZAR LA CONTINUIDAD - HOMILIA

Ariccia, 18 de septiembre de 2009. Publicamos la última intervención del P. Silvio Sassi al final del Primer Encuentro internacional de los Delegados de los Institutos paulinos de VSC, y su homilía durante la celebración eucarística conclusiva. Las palabras del Superior general subrayan el alcance histórico del Encuentro y la continuidad que deberán tener las reflexiones operativas surgidas en el trabajo de los participantes (P. Juan Manuel Galaviz).

Don Juan Manuel GalavizE l concepto de agregación, en el Código de Derecho canónico (CDC) de 1917, aparecía en el can. 492 y abrazaba sólo las llamadas “terceras órdenes”, aunque por su tono muy genérico tal canon podría consentir hoy aplicaciones a otras modalidades de agregación. Sin embargo, en el decreto de aprobación de los Institutos paulinos (8 de abril de 1960) no se hace referencia al can. 492, sino a los cánones 497 § 2 y 686 § 3, que son más genéricos aún y que no hablan ni siquiera de agregación.

Más artículos...