20
Thu, Feb

El 25 de enero, día de la Conversión de San Pablo, la Familia Paulina y muchos invitados más, se reunieron para clausurar el Año Vocacional Paulino. El evento comenzó con la bienvenida a la Familia Paulina, invitados y jóvenes en acompañamiento vocacional de las diferentes Congregaciones, esto a cargo de los Superiores Provinciales; se continuó con la animación por parte del equipo de vocacionistas de la Familia Paulina; la primera charla fue dirigida por el P. Víctor Manuel Ramírez, ssp, quien compartió el tema “Vocación a la vida”, centrándose en la alegría de la llamada a la existencia por parte de Dios y el modo de respuesta por parte nuestra a aprovechar el don de la vida.

Posteriormente se tuvo la adoración eucarística en la Capilla; se continuó con cantos de animación para mover el Espíritu, antes de la comida.

Emotivo fue el sketch de los Santos, fueron representados algunos de los testimonios Paulinos: los beatos Santiago Alberione y Timoteo Giaccardo, los Venerables Mayorino Vigolungo, Tecla Merlo y Escolástica Rivata.

Una segunda plática estuvo a cargo del Pbro. José Luis Romero, ijs, quien habló sobre “la vocación a servir”.

La Eucaristía fue presidida por Mons. Jesús Antonio Lerma Nolasco, Obispo de la reciente Diócesis de Iztapalapa, Sede donde se encuentran las casas Provinciales de la Familia Paulina.

La Jornada concluyó con la presentación de una obra musical que sensibiliza a ser conscientes de la presencia de Dios.

Our Presence