11
Tue, Aug

Typography

El pasado 26 de enero de 2020 por la tarde, coincidiendo con la celebración del Domingo de la Palabra, la Familia Paulina de España, uniéndose a la Familia Paulina de otros lugares del mundo, celebró el cierre del Año Vocacional en nuestra sede de la calle Protasio Gómez 15.

La celebración fue presidida por el P. Omar Delgado, quien, al hilo del subsidio litúrgico-pastoral del Domingo de la Palabra, preparado por el Pontificio Consejo para la Promoción de la Nueva Evangelización y editado en castellano por nuestra Editorial San Pablo, recordó que como paulinos “cuando proclamamos la Palabra, realizamos un acto eclesial: no hacemos nada en nuestro nombre, sino que participamos en la misión de la Iglesia, de la cual somos parte”.

Al finalizar la celebración, el P. Lázaro García, Superior Provincial, dio la bienvenida a los cuatro jóvenes que se han incorporado recientemente en nuestra Provincia: Almir (Filipinas), Jhon Fred (Filipinas), Carlos E. (Nicaragua) y José G. (Venezuela), animándoles a seguir adelante, comprometidos con nuestro apostolado y con alegría y ánimo, confiando siempre en Jesús Maestro, Camino, Verdad y Vida; María, Reina de los Apóstoles, y San Pablo.

Asimismo, el día 25 de enero, fiesta de la conversión de san Pablo Apóstol, y a la conclusión de la Semana de Oración por la Unidad de los Cristianos, la Familia Paulina en España ha vivido una jornada llena de gozo y gran alegría.

En la celebración, presidida por el Delegado Provincial de los Institutos Agregados de Vida Secular Consagrada en España, P. Antonio Maroño, con la participación del P. Lázaro García y de un significativo grupo de miembros de la Familia Paulina, han hecho la entrada al Noviciado el presbítero don Braulio Acosta Machín, en el Instituto Jesús Sacerdote, y Francisco Ferrer Ortega, en el Instituto San Gabriel Arcángel.

En la emotiva ceremonia, seguida con especial atención por parte de todos los presentes, bajo la protección de la Santísima Virgen María Reina de los Apóstoles, de San Pablo Apóstol y de nuestros “santos”, hemos encomendado al Señor a los dos nuevos novicios, suplicando para ellos abundancia de gracia y generosidad en la entrega a la nueva etapa de formación que ahora comienzan.

Our Presence