12
Thu, Dec

El domingo 24 de junio, celebrando la solemnidad del Nacimiento de San Juan Bautista, el Clérigo paulino Javier Enrique Gómez fue ordenado diácono. Fue una celebración rica por la celebración del don del servicio en la Iglesia, rica por la presencia de numerosos vecinos, amigos y miembros de la Familia paulina que quisieron privilegiarnos con su presencia, y rica también porque el Obispo ordenante fue Monseñor Aldo Giordano, Nuncio apostólico en Venezuela, quien nació muy cerca al pueblo natal de Don Alberione y siempre nos ha mostrado simpatía por este hecho.

Esta nueva ordenación diaconal la percibimos como una nueva bendición de Dios sobre la obra que desarrolla la Familia paulina en Venezuela y como un signo de esperanza, la esperanza de una presencia significativa y creciente de los Paulinos en el panorama de la Iglesia venezolana actual.

Ponemos a este hermano nuestro bajo la protección de San Pablo, el apóstol sin fronteras, para que con su intercesión se abran nuevas rutas de evangelización, sobre todo en los nuevos espacios que nos sugiere la multiforme cultura de la comunicación de hoy.

Our Presence