19
Mar, Nov

La Familia paulina de Venezuela estuvo de fiesta el sábado 14 de enero con motivo de las profesiones religiosas de tres paulinos venezolanos. Dos de ellos, Carlos Eduardo Soto y Riqui Javier López, emitieron por primera vez sus votos, mientras que el clérigo Javier Enrique Gómez hizo su profesión perpetua.

Los rodeaban la afección y la presencia orante de sus familias y de un selecto grupo de invitados que embellecieron aún más la ceremonia. Con estas profesiones se encienden nuevas luces de esperanza, mientras la Sociedad de San Pablo se prepara a realizar su próxima Asamblea regional, orientada a hacerlo todo por el Evangelio y todo por Venezuela, en este convulsionado período de su historia.